BUSCANDO DÓNDE VIVIR

Alquilar una habitación, compartir piso

Compartir piso es una buena opción, y la que menos dinero supone. Compartirías el piso con otras personas, sobre todo la cocina, el baño o el comedor, y dispondrás de tu habitación.

¿Quieres ver consejos, ideas sobre diferentes aspectos de la convivencia?: ¿qué puedo hacer y qué no como residente del piso?, ¿cómo organizar las tareas de la casa con otras personas? Clicka aquí.

Hay diferentes formas de buscar habitaciones para alquilar. ¡Hay varias webs donde puedes encontrar tu habitación ideal! Recuerda que comentar a tus conocidos que estás buscando habitación para alquilar también puede ayudarte!

Si te acercas a alguna Universidad, verás que en los tablones de anuncios (cerca de la biblioteca, copistería, etc.) también suele haber carteles de gente que ofrece habitación o piso para alquilar.

Aquí tienes algunas webs para encontrar piso compartido:

  1. Que el gasto del alquiler es sólo una parte del dinero que te supone vivir en un piso (tendrás que compartir con tus compañeros/se de piso los gastos de luz, agua, gas, teléfono…). Además, es habitual que te pidan una fianza (un dinero que se queda el propietario por si cuando marches se lo tiene que cobrar porque algo haya sido echado a perder al piso, o le hayas dejado de pagar alguna cuantía).
  2. Si la persona que te alquila la habitación no es el propietario (es decir, es la arrendataria del piso, y quiere subarrendarte una habitación), tiene que tener el consentimiento del propietario por escrito.
  3. El precio a pagar por la habitación no podrá ser nunca superior al que le corresponda al arrendatario por el total del arrendamiento de la vivienda alquilada.
  4. Tienes derecho a exigir que la formalización del contrato se haga por escrito, cosa que se recomendable en el caso de que os pidan fianza, para que quede constancia.
  5. Consulta la Ley de arrendamientos urbanos para no encontrarte en situaciones comprometidas.
  6. Sobre los tipos de contrato:
    Puedes alquilar una habitación mediante 4 tipo de contratos que contemplan la posibilidad de alquilar habitaciones en pisos compartidos.

En caso de duda, pide una copia del contrato para poderlo analizar con tranquilidad antes de firmarlo y pedír a alguien experto que lo revise. En las Oficinas d’Habitatge de Barcelona ofrecen este servicio de manera gratuita (con cita previa).

 

quadre-contractes

CONTRATO VERBAL

Es muy frecuente que se acuerde el alquiler de una habitación de forma verbal.
Ten en cuenta que el hecho de no disponer de ningún documento por escrito, dificulta en tu situación en caso de cualquier problema que surja. Por eso es recomendable que, como mínimo, exijas al arrendador que te haga un recibo que acredite el pago de la renta.

 

CONTRATO DE ALQUILER PARCIAL

Consiste en alquilar una habitación en un piso al propietario y convivir con él/ella.
Puede haber uno o varios contratos de alquiler parcial simultáneos en una misma vivienda. Libremente, el propietario de la vivienda puede hacer alquileres parciales siempre que quede claro cuáles son los espacios propios y comunes de cada uno de estos contratos.
Es muy recomendable establecer con el propietario, siempre por escrito, cuáles serán las condiciones, los derechos y las obligaciones a las cuales tendrás que hacer frente.

 

SUBARRENDAMIENTO

El subarrendamiento se prevé expresamente a la Ley de Arrendamientos Urbanos como la facultad que tiene el locatario por sotsarrendar una parte de la vivienda que él mismo previamente ha alquilado en su totalidad, siempre con el consentimiento previo por escrito del propietario.

La vivienda alquilada sólo se puede subarrendamiento parcialmente.

Cuando el contrato de subarrendamiento tenga una duración inferior al del contrato de alquiler habrá que especificarlo en el acuerdo de subarrendamiento tanto el día de inicio como el de finalización. El derecho del subarrendatario se extinguirá, en todo caso, cuando lo haga el derecho del arrendatario que va sotsarrendar esta parte de la vivienda.

 

ALQUILER DE VIVIENDA ENTERA CON PLURALIDAD DE ARRENDATARIOS

Es aquel contrato en que más de una persona figura como arrendataria de un determinado inmueble. Todos tienen los mismos derechos y obligaciones: la renta, la fianza y los gastos se reparten proporcionalmente.
En caso de impago, y si el contrato no indica el contrario, el propietario tendrá que reclamar a cada cual su parte.

En caso de marchar uno de los titulares y no encontrar quién lo sustituya, el propietario podrá resolver el contrato, salvo que el resto de arrendatarios se hagan responsables de las obligaciones de esta persona que marcha.

Fuente: Web del Ayuntamiento de Barcelona

¡Echa un vistazo a las novedades en los contratos de alquiler que entraron en vigor el 20/12/2018!

GUIA EMANCIPACIÓN

Twitter

Contacto

Federación de Entidades con Proyectos y Pisos asistidos

Via Laietana, 54, 1º
08003 Barcelona

93 268 99 91

info@fepa18.org