Práctica deportiva

La práctica de deporte es uno de los pilares para una vida saludable a cualquier edad. Ya sea salir a correr, dar largos paseos, jugar un partido de fútbol con los amigos/as o hacer yoga, practicar algún deporte te hará estar más saludable, además de permanecer más feliz y con más energía gracias a los beneficios de la actividad física.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe la actividad física como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía. La OMS nos explica que la falta de actividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad a nivel mundial, además de la principal causa de un alto porcentaje de los cánceres de mama y colon, diabetes y cardiopatías.

En la sociedad contemporánea, los trabajos que exigen una actividad física son cada vez más escasos, por eso el deporte cobra una mayor importancia. Un nivel adecuado de actividad:

  1. Reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatías coronarias, accidentes cerebrovasculares, diabetes, cáncer de mama y colon y depresión.
  2. Mejora la salud de los huesos y la capacidad funcional del cuerpo.

Es determinante para el gasto energético y, por tanto, ayuda a alcanzar un equilibrio calórico y un peso saludable.

Basta con 30 minutos de actividad física moderada al día para asegurarse estos beneficios, por lo que es algo que cualquier persona puede practicar. No es necesario practicar deportes de impacto ni de alta intensidad, sino que un largo paseo a buen ritmo (que nos haga sudar un poco y cansarnos) puede ser suficiente.
Los beneficios del deporte no son solo físicos, sino que también afectan a la salud mental, pues previene la aparición de la depresión y el estrés, además de que mejora la autoestima e, incluso, las relaciones sociales cuando se practican deportes de equipo. En definitiva, ¡te hace sentir bien!, ¡de ahí la importancia del deporte!

¿Quién te puede ayudar?