No sé de qué quiero trabajar, ni lo quiero saber, sólo quiero un trabajo de lo que sea

Te da igual de qué trabajar, ¡de acuerdo! En todo caso, piensa.
Porque siempre es mejor buscar un trabajo que puedas llevar a cabo con éxito.

Si no lo piensas, es fácil que acumules fracasos y esto no es agradable para nadie (sea porque el trabajo no te gusta y lo abandonas, o te echa la empresa porque no lo haces bien, puesto que no pones interés, o bien porque no se te da bien…)

Añadir que

Buscar trabajo es un trabajo en sí. No te agotes. Hace falta paciencia, tolerar que a veces las cosas no salen bien a la primera, ni a la tercera… Hace falta que seas positivo/a, que pienses continuamente qué puedes mejorar, hacerlo y así tener más posibilidades.

Hace falta que te muevas, conozcas gente, les expliques qué proyectos tienes, con seriedad. ¡Nunca sabes dónde está la oportunidad!

A la vez que buscas trabajo, hace falta que dediques tu tiempo a aprender, que hagas actividades, sean cursos, voluntariado… Que no pierdas la motivación.

También es importante que te organices, te hagas con una agenda para apuntarte lo que vas haciendo, y lo que tienes pendiente.

Y lo más importante, que pidas ayuda siempre que haga falta. Seguro encontrarás una mano de la cual cogerte. Hazlo con responsabilidad, ¡y lo conseguirás!

Competencias laborales requeridas por las empresas

Si quieres saber qué quieren de ti las empresas, qué competencias debes destacar… mira aquí

Después de realizar la entrevista

Lo más seguro es que te preguntes, ¿Y después de la primera entrevista qué debo hacer? Puedes pensar en realizar una carta de agradecimiento, prepararte para una segunda entrevista o también puedes evaluarte a ti mismo, lo que te ayudará a preparar las entrevistas posteriores. Echa un vistazo

Si quieres profundizar más en temas como por ejemplo: Preparar las respuestas ante una entrevista de trabajo, consejos… no dejes de echar un vistazo a esta página

¿Quién te puede ayudar?