CONTROLA LOS GASTOS

Cómo prever los gastos que tendrás cada mes

S

i ya vives por tu cuenta y quieres administrar correctamente la economía doméstica; o bien simplemente quieres llegar a final de mes sin números rojos, aquí tienes unos cuantos sencillos consejos. Seguro que te ayudarán a organizar el presupuesto.

 

Identifica los gastos mínimos fijos y los gastos variables que tienes cada mes y haz un seguimiento durante un periodo determinado, para saber cuánto gastas en cada partida. Con los ingresos tienes que poder cubrir los gastos fijos y, según los fondos que te resten para los gastos variables, tendrás que ajustarte más o menos. ¿Sabes cuanto dinero necesitas para vivir un año? Entra aquí para planificar tus gastos.

 

Mira de tener un fondo reservado para imprevistos (gastos derivados de una enfermedad, una multa inesperada, obras de reforma, etc.).

¡Podría interesarte mirar esto! Las CAF (Comunitats autofinançades) son comunidades de 10 a 30 personas que ahorran en común, cogiendo créditos del fondo compartido y donde se ayudan mutuamente. Puede servirte para cubrir imprevistos que puedas tener.

 

Averigua si puedes destinar –y lo quieres– de manera regular una parte grande o pequeña de los ingresos a ahorrar para gastos previstos o proyectos a plazo medio o largo (una matrícula a un curso de formación, un viaje, regalos de Navidad, una mudanza, etc.)

 

Procura no endeudarte. A pesar de que en algún momento te pueda convenir adquirir un producto y pagarlo poco a poco, acumular cuotas y deudas (para pagar un electrodoméstico, un coche, un viaje…) puede llegar a ser insostenible.

Fuente: http://jovecat.gencat.cat/ca/ Generalitat de Catalunya

Hay algunas aplicaciones que te ayudarán a gestionar tu economía. Por ejemplo monefy es una aplicación que te ayuda a gestionar tu economía doméstica sin necesidad de sincronizar tu banco.

Kakebo es un método de gestión económica del mes, donde puedes descargarte las plantillas de los planificadores con las instrucciones para autogestionarte de forma autónoma.

Echa un vistazo al catálogo de DINERètic, donde encontrarás información sobre como pasarte a la banca ética, como ahorrar e invertir con consciencia, como contratar un seguro ético e incluso como financiar un proyecto propio.

Hay gastos fijos que no varían nunca o muy raramente. También hay partidas fijas que causan gastos variables según las necesidades y los hábitos de consumo; partidas que varían según los deseos o necesidades, y gastos imprevistos. He aquí una relación de las partidas que tendrías que tener en cuenta, en general, para prever y controlar los gastos domésticos.

 

* Si quieres saber como escoger los servicios del hogar … ve a trámites administrativos

A menudo pensamos que ahorrar es guardar una parte del dinero que tenemos para usarlos cuando lo necesitamos.

Pero ahorrar no es sólo guardar dinero, ¡si no también intentar gastar menos!
Mira algunas maneras de hacerlo…

Descuentos

  • ¡Cuidado! Al pagar con tarjeta podemos gastar más que si pagamos con dinero, ¡ya que con tarjeta no nos fijamos tanto en cuánto gastamos!
  • En las tiendas, supermercados, etc. a menudo hay descuentos, ofertas o rebajas. ¡Busca, compara y haz uso de la paciencia para encontrar la mejor opción! Algunas tiendas tienen carnés que si te los haces, te dan ventajas económicas y hacen que las compras te salgan más baratas.

No has de gastar más de lo que necesitas:

Al comprar billetes de transporte público, pagar el teléfono móvil, Internet, etc… mira el que necesitas y ¡compara las tarifas que mejor te pueden funcionar! También cuando tienes tiempo para ti y vas al cine, haces deporte …. puedes buscar ofertas y opciones gratuitas que tienes al alcance! Si quieres ideas sobre como disfrutar del ocio sin gastar mucho, ve a ocio.

 

Si tienes que comer o cenar fuera, porque el trabajo o la formación no te permite hacerlo en casa, prepárate cada día un tupper para llevártelo y no gastar en esto.

En casa: consejos para gastar menos (y para cuidar el planeta!!)

  • Nevera:
    Descongelar periódicamente el refrigerador le permitirá ahorrar energía y dinero.
    Abre el refrigerador sólo cuando sea necesario y por la menor cantidad de tiempo posible, así evitarás la pérdida de frío.
    Mantén el congelador lo más lleno posible, los alimentos congelados ayudan a conservar el frío. Si es necesario, llene con agua algunos recipientes, tápalos e introdúcelos en el congelador.
    No introduzcas alimentos calientes en la nevera.
    Mantén limpia la parte posterior del refrigerador, la acumulación del polvo reduce el rendimiento y aumenta el consumo de energía eléctrica.
  • Luz:
    Aprovecha al máximo la luz natural. Además, evita encender luces durante el día y apaga las luces que no estás usando.
    Cambia las bombillas tradicionales (incandescentes) por las de ahorro de energía, empieza por aquellas que más tiempo tienes encendidas.
  • Lavadora:
    Lava a carga completa y con agua fría.
    Las actividades de lavado y planchado realízalas preferentemente en horarios de menor demanda de energía, es decir, durante la mañana. Si vas a utilizar lavadoras, secadoras de ropa o lavavajillas automáticas, utiliza carga completa y siempre limpia los filtros de los artefactos que use, una vez que acabe su uso, sobre todo en el caso de las aspiradoras y secadoras.
  • Electricidad:
    Entre un 15% y 20% de ahorro de energía se puede conseguir apagando y desenchufando los equipos electrónicos que no utilices regularmente (DVD, Vídeos, Consolas de Juego).
    Configura tu ordenador en “función de ahorro” y apaga la pantalla si vas a salir más de ½ hora.

Fuente: http://www.paritarios.cl/consejos_ahorro_energia_casa.htm

Enlaces de interés:

¿Quieres saber cómo hacer una lista de la compra que te ayude a ahorrar?

http://escuelas.consumer.es/web/es/aprender_a_aprender/tarea5/

¿Has oído hablar de los derechos energéticos y de los puntos de asesoramiento energético? Haz click aquí!

Ecoservis es una asociación que lucha por garantizar el derecho y el acceso a la energía a un precio justo.

¡Ayuda para entender las facturas de luz, agua o gas!
http://consum.gencat.cat/documentacio/InteractiuFactures/index.html

Comprar cosas usadas, o vender cosas que no necesitamos
http://www.millorquenou.cat/
http://es.wallapop.com/

¡Cómo comprar con inteligencia!
http://jovecat.gencat.cat/ca/temes/economia/consum/

http://www.barcelonesjove.net/links/5203/La%20teva%20economia

http://www.ideasyahorro.com/consejos-para-ahorrar/

El gasto alimentario mensual puede variar mucho según los hábitos de alimentación y consumo de productos frescos y preparados, por un lado; y si comes en casa o fuera. El coste de las comidas afuera también cambia mucho si te llevas la comida preparada o bien te vas a algún establecimiento.

Los gastos fijos de transporte cambian mucho según los trayectos que hagas habitualmente y según con qué medio: ir a pie o en bicicleta, con transportes públicos, con taxi o en coche propio. Tenlo en cuenta si tienes un presupuesto limitado.

Para una economía doméstica sostenible, es recomendable que los gastos de vivienda no equivalgan además del 30 % de los ingresos. Servicios de gas, electricidad y agua. Podemos controlar estos gastos si hacemos un consumo moderado y racional.

Podemos controlar estos gastos si hacemos un consumo moderado y racional.

Con las nuevas tecnologías -a pesar de que tendría que ser al contrario-, el coste doméstico de las comunicaciones se ha disparado. Conectarse a Internet y llamar por teléfono puede tener un coste fijo al mes o variar mucho el uno mes al otro, según el consumo y la modalidad de contrato.

Si estudias, tienes que prever en el presupuesto doméstico el importe de la matrícula y la forma de pago del curso: de golpe, en cuotas semestrales, trimestrales o mensuales; además del coste de los materiales asociados al curso.

Es una de las partidas más fluctuantes. De vez en cuando es inevitable que renueves ropa y calzado. Quizás eres una persona austera en este ámbito: usas la ropa hasta que ya no puede estar más gastada; compras roba y calzado de segunda mano y siempre de rebajas o a los mercados. En este caso, vestirte no tendría que significar ningún susto para tu economía doméstica. Pero si te gusta vestirte con marcas conocidas, tener una gran variedad de ropa al armario y renovarla a menudo para seguir las tendencias de la moda, ten cuidado: unos pantalones o unos zapatos pueden desmontarte todo el presupuesto mensual.

Ir a tomar algo, al cine o al teatro, apuntarte a un cursillo o un taller, comprar libros o música… son gastos relativamente pequeños que, si no controlas, te pueden reducir considerablemente la liquidez económica. Asegúrate que el consumo en actividades o productos de ocio no te priva de pagar los gastos fijos e inevitables.

Hay tantos gastos posibles como opciones y necesidades de consumo y servicios: seguros, medicamentos, manutención de animales, peluquería, regalos para la gente que te rodea… Identifícalas y adminístralas según tus posibilidades.

GUIA EMANCIPACIÓN

Twitter

Contacto

Federación de Entidades con Proyectos y Pisos asistidos

Via Laietana, 54, 1º
08003 Barcelona

93 268 99 91

info@fepa18.org