Alquilar una habitación

Una medida popular

El auge del precio del alquiler en las grandes ciudades, como Madrid, ha provocado que la opción de arrendar una habitación sea bastante popular.

A continuación, os dejamos una serie de recomendaciones que debéis tener en cuenta, si quieres alquilar una habitación:

  • Define tus necesidades, tanto presentes como futuras. Respecto a tu presupuesto, recuerda: No es recomendable que destines más del 30% de tus ingresos al alquiler de la habitación.
  • Llama para concertar una visita y aprovecha para preguntar y para hablar con los compañeros/as de piso. ¡Ten en cuenta que vas a convivir con ellos/as!
  • Estudia las condiciones. Recuerda, tienes que firmar un contrato de alquiler de la habitación, fíjate en los gastos que están incluidos en la renta. Verifica que el contrato incluye un inventario, en el que figure todo el mobiliario tanto de la habitación, como de las zonas comunes.
  • Para alquilar te van a pedir algunos documentos que avalan la solvencia. Generalmente se suele pedir las tres últimas nóminas.
  • Se necesita un documento identificativo en orden, una fotocopia del DNI, NIE o pasaporte, suele ser suficiente.

El modelo de contrato de alquiler debe regular una serie de aspectos fundamentales.

  • Descripción de la habitación: en el documento el/la propietario/a tiene que señalar las características de la habitación, como su superficie y la situación en la vivienda. El inventario es fundamental para que no haya ningún tipo de problema al finalizar el contrato.
  • Duración: debe determinar de forma clara cuál es la duración del contrato de alquiler. También tiene que señalar si tú como inquilino7a puedes darlo por finalizado de forma previa.
  • Renta: el precio del alquiler de la habitación tiene que aparecer reflejado, así como la fecha y forma de pago. También cómo se va a actualizar aplicando el IPC, por ejemplo.
  • Fianza: cada vez es más habitual que para el alquiler de una habitación en Madrid el/la propietario/a solicite el pago de una fianza, que corresponde con una mensualidad de alquiler.
  • Gastos: es importante que en el contrato se determinen cuáles son los gastos que están incluidos en la renta, y los que no.
  • Normas de convivencia: para que no haya ningún problema entre los/las compañeros/as de piso, es recomendable que se adjunten al contrato las normas de convivencia: no fumar, no organizar fiestas, etc.

Es esencial que haya dos copias del documento, de modo que, si en el futuro hay cualquier conflicto, tú cuentes con una copia de él.

Uno de los aspectos más importantes antes de comenzar la búsqueda de la habitación en Madrid tiene que ver con el barrio. Todo depende de cuál sea tu presupuesto, así como tu estilo de vida.

Si quieres vivir en el centro de Madrid, pero no tienes un presupuesto demasiado alto, alquilar una habitación en Carabanchel es una opción estupenda. El barrio de Tetuán también es una excelente opción. En el otro lado del ránking, las zonas en las que el alquiler de la habitación es más elevado son el distrito de Salamanca, El Viso y Chamartín.

Claro que también puedes optar por el área metropolitana. Localidades como Getafe, Leganés. Alcobendas o San Fernando de Henares son fantásticas para vivir de forma tranquila y relajada. Aunque el alquiler de la habitación es más barato que en Madrid capital, debes tener en cuenta el tiempo y coste del transporte.

Aquí tienes algunas de las páginas web más utilizadas para la búsqueda, y todas tienen una aplicación para el móvil.

www.badi.com

www.idealista.com

www.bquarto.es

www.pisocompartido.com

www.milanuncios.com

www.vibbo.com

¿Quién te puede ayudar?