Obligaciones fiscales

Los adultos tenemos que preocuparnos de los deberes que la ley nos pide.

Hay diferentes impuestos, como los que se tienen que pagar si tienes coche, una casa, etc. ¡Aquí encontrarás información!

Una de las obligaciones más comunes es informar cada año de los movimientos de dinero que hacemos: ¿qué ganamos? (con un sueldo, becas, etc.)) y ¿qué pagamos? (alquiler, hipoteca, etc).

¡IMPORTANTE! ¡HAS DE SABER SI ESTÁS OBLIGADO O NO A HACER LA DECLARACIÓN DE LA RENTA! ¡Quizá te devuelvan dinero! (O quizá lo tengas que pagar …)

La Declaración de la Renta

El documento de Hacienda que debes rellenar, poniendo todo el dinero que has ganado durante el año y también algunos gastos (si pagas un alquiler con contrato, por ejemplo) para saber si pagas, o te pagan.

Cada año se fijan unas fechas que marcan cuando empieza y cuando acaba el plazo. Fuera de estas fechas no se puede hacer, por lo tanto, si tienes obligación y no lo has hecho en este plazo, pueden sancionarte. Normalmente es de abril a junio (y se ponen los datos del año anterior). Por lo tanto, en abril de 2022 harías la declaración de la renta de 2021.
Si sólo cobras la prestación como joven ex-tutelado/a, normalmente no hace falta hacerla. Si además de cobrarla, trabajas, tendrás que hacerla seguro.

En la web encontrarás toda la información: Agencia Tributaria

Puedes pedir hora para que te ayuden a hacerla. Si lo haces, lleva toda la documentación que puedas (certificados de las empresas donde hayas trabajado durante el año, del paro, de las becas, certificados de la oficina bancaria y, si estás pagando un alquiler, documentación sobre cuánto has pagado y los datos de éste …). Aún así, cuando vayas te pedirán la documentación que falte y ¡quizá deberás volver!

También puedes hacerlo todo por Internet y/o teléfono. Podrías hacer el «Borrador», (te lo hacen automáticamente, pero debes revisarlo y modificarlo si falta algún dato, o no están correctos). Recuerda que el responsable de verificar la información contenida en el borrador eres tú. Si haces la declaración con datos erróneos pueden sancionarte.

Lo paga cualquier persona que recibe un salario o pensión.

¿Y cuánto voy a pagar? No todo el mundo paga lo mismo ya que no todo el mundo gana lo mismo…contribuyen más, es decir, pagan más las personas que ganan más.

¿Cuándo lo pago? El pago lo realizas mensualmente. Todos los meses, de tu salario se descuenta una cantidad que está en función de tus circunstancias personales (del tipo de contrato, de salario, de si tienes hijos/as…) y, anualmente, se hace la Declaración de la Renta.

¿Y si lo pago todos los meses por qué tengo que hacer la declaración de la renta? Como el pago lo haces “por adelantado” puede ocurrir que, por diferentes circunstancias, lo que se pensaba que te correspondía pagar no se ajuste a la realidad, es decir, puede ocurrir que se diera por hecho que ibas a ganar menos y finalmente hayas ganado más o al contrario. Por esta razón, todos los años, entre Abril y Junio, se abre un periodo de “revisión” en el que debes comprobar, mediante la Declaración de la renta, si lo que has pagado en el año anterior, se corresponde con lo que deberías haber pagado según lo que realmente ganaste.

Si no tuvieras obligación de realizarla, si te sale a devolver … ¡la puedes presentar para que Hacienda te devuelva el dinero!

El devengo del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) es anual. Si un año tienes obligación de realizarla y no lo haces, Hacienda puede detectarlo y obligarte a que lo hagas, con su correspondiente sanción. Pero si un año no tienes obligación de realizarla, sólo la harás si tú lo decides (por ejemplo, si te sale a devolver).

En ocasiones, sobre todo al principio, hacer la declaración de la renta puede resultar difícil, pero no desesperes, ¡puedes pedir ayuda!

Desde la Agencia tributaria puedes solicitar cita presencial o incluso telefónica para que te ayuden a hacerla y presentarla.

¿Cómo sé si estoy obligado/a a hacerla?

  1. Tienes que calcular cuánto dinero bruto has cobrado durante el año.
  2. Y tener en cuenta si ese dinero sólo viene de un pagador (un sueldo, una beca, el paro …) o de dos.

Si los ingresos sólo han venido de un pagador y durante el año has ganado menos de 22.000 €, NO tienes obligación de hacer la declaración de la renta. Si has tenido más de un pagador (y el segundo o posteriores pagadores supera los 1.500 € anuales) el límite baja hasta los 11.200 euros. Además, si haces la deducción por hipoteca sí que la deberías presentar, independientemente del límite.

¿Y si hay diferencias?

Puede ocurrir que al final ganaras más y por tanto debas contribuir con una mayor aportación de la que se había esperado al principio. En este caso, deberás pagar la diferencia, y ten en cuenta que puedes fraccionar el pago. Si por el contrario pagaste de más, puedes solicitar que el dinero pagado de más te sea devuelto a tu cuenta.

Comprobaciones básicas

Comprobaciones básicas que deberías realizar

Documentación

La empresa seguramente te habrá dado un documento en el que indique las rentas que has obtenido, que además deberá coincidir con los datos de las nóminas que has recibido a lo largo del año.

Entidades financieras

Las entidades financieras también te habrán informado sobre los rendimientos de intereses sobre los depósitos que hayas tenido y, si no, pregúntalo.

Información de tu hipoteca

La entidad financiera en la que tienes la hipoteca te habrá informado de lo que has pagado de hipoteca (amortización + intereses + gastos). Contrasta que es lo mismo que tú has pagado durante todos los meses.

Propiedades

Si tienes propiedades (vivienda, garaje), contrasta que los datos que aparecen en el borrador son correctos.

Personas a cargo

Si tienes hijos/as o personas mayores a cargo comprueba que están incluidas a efectos de calcular el mínimo personal y familiar.

¡IMPORTANTE! ¿Qué pasa si no pago? Sanciones y multas

Si decides no pagar un importe que te reclamen (una sanción, como por ejemplo una multa por hacer un grafiti, no llevar tarjeta de metro válida, beber en la calle…) te lo ahorrarás por un tiempo… ¡pero te saldrá caro! Todo lo que nos piden, lo acabaremos pagando. Y cuanto más tiempo pase, peor… ¡porque irán sumando intereses!

¿Cómo lo harán? Cuando tengas dinero a tu número de cuenta, te lo acabarán sacando. Es lo que se llama embargo.

Recuerda

El desconocimiento de una ley no es obstáculo para que no la cumplas.

Te dejamos este link: Dónde se aclaran algunas dudas sobre la Declaración de la Renta: Información sobre presentación de la declaración de la renta .

¿Quién te puede ayudar?